Cirujano condenado por no ocuparse del seguimiento de un paciente

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
 Condenados la aseguradora y el cirujano que realizó la intervención – aparentemente sencilla- por dejar en manos de personal sanitario distinto e inexperto, el seguimiento de una operación de hernia de hiato. Ante los síntomas que presentaba el paciente fue ingresado con peritonitis y perforación de esófago en el hospital de Burgos

Un cirujano y una compañía aseguradora son condenados por no haber realizado un seguimiento adecuado del enfermo tras la intervención quirúrgica

Un cirujano del Hospital Las Recoletas de Burgos y la compañía de seguros AMA han sido condenados por no realizar el seguimiento adecuado al paciente tras dos operaciones, según informa la Cadena SER. La sentencia, dictada por la Audiencia Provincial de Burgos, considera probado que el médico no se ocupó de seguir correctamente al enfermo, de 71 años, que actualmente presenta secuelas.

La sentencia dice literalmente que “el defectuoso tratamiento médico” causó “graves daños al enfermo”. La reclamación fue presentada por el Defensor del Paciente tras atender la petición del enfermo. El Defensor del Paciente ya ha anunciado que acudirá a otras instancias judiciales para reclamar una indemnización por daños y perjuicios.

Condena por no ocuparse del paciente

Tras un diagnóstico de hernia de hiato, el médico aconsejó al paciente en 2012 que se sometiera a una intervención quirúrgica para mejor su calidad de vida y prevenir problemas mayores. El cirujano, que aseguró al paciente que se trataba de una intervención sencilla, dejó el seguimiento en manos de otros colegas de profesión, pero no especializados en cirugía del aparato digestivo. La sentencia afirma que el cirujano “extendió un parte de alta del enfermo señalando una evolución favorable, que dejó firmado una vez realizada la operación, sin esperar a ver cómo evolucionaba”. Además, solo volvió a ver al paciente unos días más tarde para practicarle otra sencilla operación. Tras ésta, volvió a ausentarse y a dejar el seguimiento en manos de otros médicos.

Ante los síntomas que presentaba el paciente, fue enviado al Hospital Universitario de Burgos, donde se le diagnosticó una peritonitis con perforación del esófago y un cuadro de sepsis avanzada.

 

También te gustará esto