Confundieron una infección pelvica con una gastroenteritis

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp

Condenan al hospital por confundir una infección pélvica, que acabó en aborto, con gastroenteritis. La mujer, que será indemnizada  le tuvieron que extirpar los dos ovarios.

Hospital General de Segovia ha sido condenado por negligencia médica después de que una mujer fuera diagnosticada con gastroenteritis cuando, en realidad, sufría una infección pélvica. El retraso en el tratamiento provocó que la paciente abortara y la extirpación de sus dos ovarios, por lo que la aseguradora de Sanidad de Castilla y León tendrá que indemnizarla con 214.000 euros.

El diagnóstico erróneo tuvo lugar después de que la paciente, embarazada de seis semanas, acudiera el pasado 14 de febrero de 2012 al centro hospitalario con «dolor abdominal que se irradia por todo el abdomen y fosa renal», según la sentencia. Entonces, los médicos aseguraron que los síntomas eran propios de una gastroenteritis —también sufría diarrea, tal y como indica el abogado de la denunciante, Rafael Martín Bueno—, por lo que permaneció ingresada casi una semana.

Tres días después de recibir el alta y debido a la falta de remisión del dolor, la mujer acudió a una consulta privada en la que, ante la sospecha de que padeciera una enfermedad inflamatoria pélvica, se le aconsejó que acudiera de nuevo a urgencias donde, esta vez sí, se le informó de un absceso pélvico, por lo que se le trató con antibióticos. Pero la paciente no reaccionó al tratamiento y tuvo que ser intervenida. La infección remitió pero la mujer sufrió a continuación un aborto y tuvo que ser sometida a la extirpación de los ovarios, lo que le provocó una menopausia precoz.

Fuente:www.elpais.com

También te gustará esto