En España todos los residentes tienen derecho a recibir asistencia médica

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp

España cuenta con un sistema de salud público sobresaliente, con una cobertura sanitaria que ya está considerada entre las mejores del mundo. Sin embargo, los seguros privados de salud ganan en este país cada día más adeptos. Las causas hay que buscarlas en la mejora de las prestaciones, el espectacular aumento en la esperanza de vida y la creciente preocupación por la imagen personal.

En España, todos los residentes tienen derecho a recibir asistencia médica. Esta asistencia se garantiza gracias al servicio de seguridad social que proporciona el gobierno. La seguridad social por lo tanto ofrece cobertura médica a los 50 millones de residentes en España. Sin embargo, casi 10 millones de españoles optan por un seguro médico privado.

El servicio médico proporcionado por la seguridad social tiene una gran aceptación España, especialmente entre la clase media y baja, ya que ofrece todo tipo de garantías médicas a todo el conjunto de la sociedad española. Los gastos médicos, especialmente cuando se concluyen operaciones y hospitalización, puede llegar a ser muy alto e inasumible para muchas familias en España.

La calidad de la seguridad social en España es muy alta y una de las mejores valoradas en toda Europa. Las coberturas, los profesionales médicos y la equipación son de primera calidad. Pero la Seguridad Social también tiene sus puntos flacos. Entre las desventajas de la Seguridad Social se encuentra sobre todo el tiempo de espera. El número de consultas en la sanidad pública es tan alto que a menudo los servicios se ralentizan, provocando tiempos de espera de días para las consultas primarias y de meses para las especializadas.

En muchos casos, se acaba optando por un seguro de salud privado por las ventajas que ofrece frente a las de la sanidad privada. La amplia oferta de seguros de salud privados y los competitivos precios que ofrecen las compañías aseguradoras han hecho que este sector esté experimentando un importante aumento de asegurados en los últimos años.

La principal ventaja del seguro médico privado es la de la rapidez. La agilidad del servicio médico privado frente al de la seguridad social hace que la balanza se incline a favor del seguro de salud privado. Por otro lado, la posibilidad de escoger al médico y la clínica hacen que el servicio sanitario sea más personalizado y atrayente.

El precio de las pólizas y la amplia oferta de seguros de salud es cada vez más competente, algo que sin duda ha jugado en favor de la sanidad privada. Cada vez son más los que se inclinan por contratar un seguro de salud privado: el crecimiento durante al año 2017 fue de más del 4% y se prevé que siga en auge durante los próximos meses.

Fuente:www.elcomercio.es

También te gustará esto