La cooperación de la sanidad privada con la pública

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp

Es indudable tenemos uno de los mejores sistemas de salud del mundo, sobre todo si lo comparamos con otros países Europeos o incluso con USA. Es cierto que los últimos años se ha colaborado estrechamente con la sanidad privada sobre todo para liberar las interminables listas de espera, esto si es un hecho.

El Sistema Nacional de Salud (SNS) es uno de los mejores del mundo. Los profesionales del sector, tanto público como privado, no se cansan de repetirlo, pero esto no quiere decir que no haya cosas que mejorar. Una de ellas, la que mayor problema supone a corto plazo, es el problema de las listas de espera, una situación que amenaza con cronificarse de no ponerle pronta solución. Luis Mayero, presidente del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), ha afirmado que “no aprovechar todos los recursos sanitarios disponibles es una aberración por parte de la Administración” durante la jornada Forbes Summit Healthcare celebrada este miércoles en la sede de la Fundación Giner de los Ríos.

Mayero se ha referido en estos términos para evidenciar que el sector privado dispone de recursos suficientes como para aligerar la presión en el acceso a la sanidad pública, pero son las consejerías de salud de las comunidades autónomas las que aún se muestran reticentes a aceptar esta colaboración público privada. En términos parecidos se ha expresado el director general del IDIS, Manuel Vilches, quien ha afirmado que “las cifras del papel de la privada acallan cualquier tipo de demagogia”.

Inversiones para el futuro

En este sentido, Pedro Rico, director general de operaciones de Quirónsalud Hospitales, ha apuntado que “la buena Medicina no es cara, pero su sostenibilidad está amenazada por la ‘medicina inútil’, procedimientos innecesarios que son millonarios”, por lo que ha insistido en la necesidad de optimizar los procedimientos e implementar la introducción de tecnologías o nuevos fármacos, puesto que estos aunque supongan gastos ahora son inversiones para el futuro.

Todo esto debe redundar, apuntan, en la calidad asistencial para con los pacientes, que al final es lo que más importa, algo en lo que coinciden todos. Jesús Bonilla, director general de Sanitas Hospitales, va más allá y defiende la necesidad de no sólo atender a los usuarios, sino también realizar “una escucha activa, saber lo que piensan de la atención que les estamos dando, lo que ellos valoran, para poder mejorar”.

Asimismo, todos los participantes en estas ponencias han defendido la necesidad de mejorar la transparencia para que el paciente pueda tener criterios objetivos para elegir unos u otros y, sobre todo, para “mejorar aprendiendo de los demás y corrigiendo fallos propios”, ha subrayado Vilche

Fuente:wwww.redaccionmedica.es

También te gustará esto