Lo primero es lo primero

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp

En mi opinión y sin leer mucho mas sobre el tema, creo que hemos dado una lección de humanidad a nuestra querida Europa, que no sé si les importara mucho o mas bien están interesados en estar los primeros del ranking (eso que nos gusta tanto a todos) en armamentos, mejor ejército, mejor horario laboral o mejores sueldos, mejor educación (pero luego resulta que hay mas violencia…) en fin que no se puede generalizar pero yo he de decir que estoy muy orgullosa de mi país y de lo que aquí ocurre, con sus pros y sus contras, no me iría de aquí, ni por amor (mejor me callo que luego tendré que tragarme mis palabras) os dejo con esta noticia que hemos encontrado en la prensa y que esperamos os resulte interesante.

Médicos Sin Fronteras (MSF) ha reclamado hoy a los gobiernos europeos que sitúen como «prioridad absoluta» la vida de las personas sobre los «réditos políticos», y faciliten el desembarco rápido en los puertos europeos seguros más cercanos en cada caso, para que los rescatados en las aguas puedan recibir asistencia adecuada.

Así lo han manifestado representantes de SOS Mediterranee y MSF, en una rueda de prensa conjunta en el puerto de Valencia, y han advertido de que los gobiernos europeos «no deben bloquear las iniciativas independientes y no gubernamentales de búsqueda y rescate», sino crear un mecanismo exclusivo y eficaz de búsqueda y rescate en el Mediterráneo central.

Las dos organizaciones no gubernamentales (ONG), que han participado en el rescate y atención de los 630 inmigrantes del Aquarius que han viajado a Valencia, han hecho estas peticiones de cara a la celebración, la próxima semana, de una reunión del Consejo Europeo.

«Los hombres, mujeres y niños que están a bordo del Aquarius han huido de conflictos y de la pobreza y han sobrevivido a terribles abusos en Libia», ha denunciado la coordinadora de emergencias de MSF, Karline Kleijer.

Las organizaciones han lamentado, asimismo, que tras una semana de «bloqueo político sobre la suerte que van a correr las personas que sean rescatadas en el Mediterráneo», Italia impidiera la llegada a alguno de sus puertos de 630 personas a bordo del Aquarius. Del mismo modo, han criticado «la estrategia de los Gobiernos europeos de priorizar los réditos políticos sobre el salvamento de vidas en el mar».

Kleijer ha agradecido la intervención del Gobierno español, pero ha lamentado que «Italia y otros Gobiernos europeos hayan incumplido de forma vergonzosa sus responsabilidades humanitarias y hayan optado por colocar la política por encima de la vida de personas vulnerables». «Aunque Italia pueda tener agravios legítimos sobre la falta de apoyo de otros países europeos que no han cumplido con el reparto de responsabilidades con los refugiados, eso no justifica de ninguna de las maneras este trato degradante», ha aseverado.

Por su parte, el presidente de MSF España, David Noguera, ha celebrado que los rescatados del Aquarius «estén en un lugar seguro, donde se les atienda de forma digna», y ha añadido que «debemos realizar una reflexión colectiva para encontrar soluciones al drama de la gente que se lanza al mar en el Mediterráneo.

 

«Necesitamos soluciones más justas, humanas y solidarias», ha manifestado Noguera, quien ha agradecido la respuesta del Gobierno español y del valenciano, de las ONG, de Cruz Roja y de la «sociedad española» por sus muestras de apoyo.

«Valencia es noticia mundial por un acto profundamente humano», ha asegurado, y ha defendido que «salvar vidas no es un crimen, es una obligación y no vamos a mirar hacia otro lado y vamos a volver lo antes posible» al mar, porque en MSF «somos tozudos e insistentes».

Médicos Sin Fronteras ha advertido de que lo acaecido en el Mediterráneo esta semana «ejemplifica el trasfondo de las dinámicas políticas europeas», y ha lamentado que «los gobiernos europeos no contemplen que el salvar vidas de migrantes y refugiados en el mar sea una prioridad».

Han criticado, asimismo, que los Gobiernos no hayan dado apoyo suficiente a los países que se encuentran en primera línea del perímetro europeo, como son Italia o Grecia, quienes registran la mayoría de llegadas de refugiados y migrantes, ni asumido su parte de responsabilidad en el realojamiento en países europeos de los demandantes de asilo.

Piden por ello que «cese» la campaña contra la imagen de los barcos de las ONG, y señalan que Valencia «es el final de una terrible odisea para 630 personas y ahora «Europa debe comprometerse con seriedad a salvar vidas y a permitir el desembarco adecuado de los rescatados».

Fuente:www.elmundo.es

También te gustará esto