Seguro medico de reembolso ¿qué es?

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp

Los seguros medicos privados de reembolso son una modalidad dentro de las pólizas médicas que permiten a sus usuarios acceder a los médicos y centros de salud privados que desean pagando la totalidad de la visita pero recuperando posteriormente parte de la factura. Con este tipo de seguro de Salud es posible elegir fuera del cuadro médico del que dispone la aseguradora con la que se contrata.

«La mayoría de las compañías ofrecen diversos tipos de seguros médicos en base a poder personalizar nuestras necesidades sanitarias. Las modalidades más conocidas son los seguros con copago y sin copago, pero existe una tercera opción: los seguros de reembolso.

Este tipo de seguros consisten en que el asegurado lleva a cabo el pago al facultativo al que asiste personalmente y después la compañía le reembolsa una parte o la totalidad del gasto generado.

Al contratar un seguro de salud la compañía debe facilitar un cuadro médico, esto es un listado con todos los centros, hospitales y especialistas a los que puede acudir cualquier persona debido al contrato existente entre ambas empresas. Sin embargo, fuera de este grupo hay otros especialistas a los que el asegurado puede estar interesado en visitar. Los seguros de reembolso dan la oportunidad de elegir al doctor que se quiere visitar independientemente de ese cuadro médico.

Las compañías suelen establecer el porcentaje de lo reembolsado en sus condiciones particulares y generales de la póliza, en su mayoría, la devolución del pago oscila entre un 80 y un 90 por ciento del gasto generado.

Debemos estar atentos a estas condiciones, ya que también se acordará el procedimiento para el reembolso de lo pagado al médico al que se acude. La mayoría de las compañías estipulan un margen de tiempo limitado que variará en días.

El procedimiento consiste en la entrega de las facturas y de un formulario y a partir de la recepción de estos informes, el reembolso del gasto se hará en un periodo de tiempo no superior a 15 o 20 días, dependiendo de la aseguradora.

Una de las principales ventajas que tiene contratar este tipo de seguros, es la posibilidad de personalizar la cobertura médica, ya que muchas veces, los seguros cubren una serie de facultativos, dejando fuera otros servicios que pueden necesitar o a los que se quiera acudir de forma esporádica, por ejemplo, medicina alternativa o algunos servicios dentales.

Los seguros de reembolso son una buena opción si la persona tiene que desplazarse de manera habitual. Los seguros de salud se suelen calcular en base a la residencia del asegurado, marcando una serie de facultativos a su alrededor a los que puede acudir, por ello, las compañías no suelen hacerse cargo fuera de ese área. Si por motivos laborales una persona está obligada a moverse fuera de ese rango o si viaja por vacaciones a otros países, este tipo de seguros cubren sin problema la asistencia sanitaria.»

Fuente:www.dmedicina.es

También te gustará esto